Esta pregunta es la que más se repite cada vez que vuelvo por España o hablo con alguien de por allí. EL INGLÉS, esa gran asignatura pendiente de todo español cuyo CV incluye el término “Inglés: nivel intermedio”.

A decir verdad, fue una de las motivaciones que encontré para pasar un tiempo en Reino Unido. Viajar, vivir en un país donde nunca había estado a pesar de la cercanía, posibilidades reales de trabajar y tener opción de mejorar este idioma, fueron los principales puntos positivos que encontré. Pero, ¿Puedes mejorar un idioma tan solo viviendo en el país?

Tengo muy serias dudas sobre ello según lo que he visto y vivido primero por tierras francesas y más tarde británicas.

Ojalá fuera tan fácil.
Una inyección de cultura.

Desde luego, es una gran ayuda encontrarte en un lugar donde estás obligado a utilizar el idioma cada día pero para ello en mi opinión, necesitas un nivel mínimo, que te permita desarrollarlo y seguir aprendiendo por ti mismo (yo diría que mínimo B2, si te gustan las catalogaciones académicas) para notar un avance más o menos rápido. Además de:

  1. Curiosidad constante por todo aquello que no entiendes, fundamental.
  2. Pregunta insistentemente sobre lo que no entiendas, da igual que seas un pesado, hazlo.
  3. Estudia. Existen academias que te brindan los mejores recursos (hay que pagarlo y bien) pero hay muchísimo material en la red, videos, blog, webs, TV y la radio donde formarte gratis o simplemente lee libros, periodicos, revistas lo que sea y busca todo aquello que no entiendas. Existen muchísimos sitios dedicados al aprendizaje del idioma pero yo destacaría dos, para el inglés. que es lo que últimamente me he dedicado más:
    • BBC Learning English. De esta página destacaría la sección sobre pronunciación.
    • -EngVid Free English Lessons. Ofrece videos con lecciones para todos los niveles, lo mejor es que son cortos y de muy diversos temas bastante útiles. Al final incluyen un breve test para comprobar que entendiste la lección.
  4. Habla con la gente. Toda conversación que tengas te hará mejorar. El abuelete en el pub de turno, la señora que espera el autobús. Apúntate a cursos gratis, ONG´s, asociaciones, grupos de “language exchange”, lo que sea que te guste y te permita entrar en contacto con gente del país. Existen iniciativas como la recien creada acupofte.org donde ponen en contacto a gente mayor del país con estudiantes del idioma extranjeros, como un intercambio cultural totalmente gratuito.
  5. Evita en lo posible a compatriotas, en ciertos lugares de Reino Unido, por ejemplo, es casi misión imposible pero se puede intentar. Lo mejor si tu intención es únicamente mejorar el idioma olvídate de grandes ciudades y lánzate a una ciudad mediana o pueblo. Tu estancia será más barata y te será más difícil encontrar a alguien que te hable en castellano.

Y después de todo esto, Tiempo, se necesita tiempo para asimilar información, conceptos y aprender tanto el idioma como la cultura que, en mi opinión van íntimamente cogidos de la mano. Muchas expresiones que se utilizan diariamente y formas de decir ciertas cosas son parte de la cultura y entender profundamente una cosa sin la otra es siempre algo más difícil.

Por mi parte, tanto cuando viví en Francia como en Reino Unido (llegué a ambos países con un nivel bajo o muy bajo) sufrí lo que se denomina el periodo de shock lingüístico. Resumidamente, es ese periodo de tiempo en que cuando te hablan, es como si escucharas arrastrar una silla por el suelo y donde re-aprendes a mostrar tu mejor sonrisa y decir ¿perdón?, de la mejor forma posible.

Según mi experiencia, a partir de las dos primeras semanas esta incomunicación va menguando y la mejora es progresiva hasta los dos-tres primeros meses. Luego es necesario poner más de tu parte para seguir mejorando al mismo ritmo.

Finalmente, yo no olvidaría nunca disfrutar de tu incompresión lingüística y aprender a reirte de ti mismo y tus errores idiomáticos, es la mejor forma de no agobiarse demasiado. Además, casi siempre hay cabida para darle un toque de humor a muchas de las situaciones que producen estas incomprensiones.

Alberto Roldán.

Anuncios