La leyenda


En aquellos días Jesús y San Pedro vagaban por el mundo. Cansados del camino pararon a descansar y recobrar el aliento mientras hablaban sobre el secreto de la magnífica montaña donde se encontraban, Čaven. Ésta descansa sobre cuatro pilares de oro que la sustentan sobre un lago dorado. El mismo demonio que constantemente los seguía y espiaba no dudó al enterarse en conseguir el preciado metal. Y una vez Jesús y San Pedro prosiguieron su marcha intentó cargar la montaña a su espalda gracias a un gigantesco yugo. Tanto fue el esfuerzo por levantar la mole de piedra que salió disparado violentamente al romperse el yugo que lo sujetaba. Sin control alguno cayó al otro lado del valle donde uno de sus cuernos creó un inmenso agujero en la roca que se conoce como la Ventana del Diablo.


Caven desde la ventana.
La montaña de Čaven (1.242 m) vista desde la subida a la Ventana del Diablo.

Los cuentos y leyendas son una parte fundamental de la historia que acompaña el paisaje que nos rodea. Transmitir estas historias cortas de generación en generación es algo arraigado en el ser humano y muchas veces utilizado como válvula de escape ante el miedo a lo desconocido, el mito y la tradición. Siendo muchos los bosques, lagos, montañas y ríos que cuentos y leyendas unen a seres mágicos en todo el mundo. La religión también juega un importante papel en nuestras creencias populares como es el caso de la historia que nos ocupa, la Ventana del Diablo o Otliško okno como se conoce en el Valle de Vipava.

El camino

La leyenda da nombre a este conocido mirador del Valle de Vipava y a una ruta que nos permite disfrutar de un entorno y vistas espectaculares. Es una subida sin tregua desde el fondo del valle a las zonas más altas, salvando un desnivel de unos 800 m. Donde se suceden bosque mixtos de alisos, fresnos, robinias y robles conforme cruzamos ríos y subimos en altura. Un paseo tranquilo, bien señalizado y poco transitado perfecto para disfrutar de la paz que acompaña a estos pequeños rincones.

Señal ruta La Ventana del Diablo
Señal que cuenta la leyenda y encontramos en la subida.

Durante la subida y junto a la senda que nos lleva a la ventana se suceden pequeños rincones donde disfrutar de las vistas y tomar aliento. Aunque la ruta no presenta gran dificultad, en invierno puede ser muy aconsejable el uso de crampones en determinadas partes del camino donde las placas de hielo son comunes.

La Ventana del Diablo. Que hace de mirador al Valle de Vipava.
La Ventana del Diablo un mirador natural al Valle de Vipava.
Podemos apreciar la diferencia del paisaje entre invierno y primavera.
Increible cambio de paisaje entre invierno y primavera.
Vistas desde la Ventana del Diablo.
Vistas desde la Ventana del Diablo.

Pese a la paz del camino no olvides estar atento ya que también cuenta la leyenda que todavía podemos encontrarnos con el mismo diablo rondando por este lugar, quizás intentado encontrar la forma de llegar hasta el oro escondido bajo Čaven.

Alberto Roldán.


Localización

Haz clic para acceder al Mapa.

Información útil para disfrutar de la montaña en eslovenia

Anuncios